miércoles, 25 de marzo de 2015

COMO JUAN POR SU CASA

Cuando nos movemos en forma lineal, percibimos las cosas y a los otros como obstáculos que hay que sortear, amenazas de las cuales tenemos que defendernos o trámites de los que nos queremos liberar cuanto antes. La realidad se nos viene encima.
Disponerse a percibir en Red es dejar en suspenso, quizá solo por un rato, la lista de urgencias y prioridades, y otorgarles a todos los elementos de nuestro entorno un igual valor.
Para eso se requiere una disposición especial de la mente y el cuerpo para detectar de una manera integradora lo que llega de afuera.
Cuando lo logramos, la ansiedad y la desesperación por saberlo y resolverlo todo se calman. Comenzamos a estar realmente conectados con el fluir de las redes, navegamos con libertad y audacia, orientados no solo por nuestra capacidad de observación sino también por otras formas de conocimiento, como la intuición y la empatía. Eso sí, reconocidas, entrenadas, capaces de guiarnos hacia la esencia de las personas, las ideas y las cosas, pasando por encima de las apariencias o el disfraz. Ya no solo disponemos de una “brújula” como instrumento lineal que nos señala el norte, sino también de un “navegador satelital” que permite encontrar el recorrido más conveniente y con menor riesgo de error.
Cuando somos capaces de percibir en Red, comenzamos a andar por el mundo como Juan por su casa, pertenecemos al universo, a la gran
Red, y el universo nos pertenece. Nos liberamos del peso de las estructuras formales, ya que somos capaces de recrear las condiciones para generar ideas en cualquier lugar y momento. Un lugar de paso, un aeropuerto, una sala de espera, la mesa de un bar son suficientes para instalar un taller improvisado en donde ponerse a crear. En esos momentos descubrimos que la mayor parte de lo que necesitamos lo llevamos “puesto”, y que lo que nos puede hacer falta está disponible a nuestro alrededor.
Libro: "Pensamiento en Red"
• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/…/…/pensamiento-en-red/id765713786…
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/…/book-hx6RQDb6lEiH1VFh…/page1.html


martes, 17 de marzo de 2015

LAS MENTES EN RED

El concepto de Pensamiento en Red, a la vez que integra el pensamiento lineal con el funcionamiento intuitivo, propone un pensar que no es individual ni colectivo sino conectivo, que se despliega en el espacio intermedio entre una persona y otra. Un sistema de combinatorias infinitas en el que la comunicación fluye entre el adentro y el afuera.
Cuando hablo por primera vez de este tema en un grupo, varios de los participantes reconocen que en determinadas condiciones suelen tener ese tipo de experiencia. Les hace gracia y comentan: “Nunca se me había ocurrido que esto tuviera la posibilidad de ser investigado y entrenado, pero es exactamente lo que me pasa cuando…”. Y allí los ejemplos pueden ser: “... juego un partido de fútbol durante el cual el equipo está sintonizado de un modo casi mágico”, “... empiezo un proyecto y se multiplican las casualidades que me aportan todos los recursos que necesito”. Alguno más poético evoca: “Es como navegar a vela en esos días en que el viento parece estar siempre a favor”, o “Es parecido a lo que se siente al remontar un barrilete, cuando la tensión del hilo te hace sentir que estás conectado con algo más allá, que te sostiene”.
Otros se quedan impactados, con la expresión de estar viviendo una revelación: “Es exactamente así como funciono yo en casi todo, y siempre trabajé así. Parece que soy un especialista en pensar en Red”.
Y estas personas casi siempre resultan ser líderes naturales, investigadores inspirados, artistas talentosos. O tienen el potencial para llegar a serlo.
En las organizaciones, los buenos líderes, al igual que los artistas, suelen tener activo el Pensamiento en Red. De todos modos, necesitan que su gente también piense en Red, para fortalecer y sinergizar su gestión. Además, deben saber detectar la Red por fuera de la organización para integrarla a sus recursos.
El Pensamiento en Red opera en la mente del individuo, de allí se extiende al equipo de trabajo, conectando la propia creatividad con la de los demás. Rápidamente se difunde a la organización, que se vuelve más innovadora y permeable al intercambio con el entorno: clientes, proveedores, competidores, tendencias sociales y económicas.
El funcionamiento en Red nos permite sincronizar los recursos propios y prestados, generando la colaboración creativa y la restauración de las redes organizacionales y sociales.
En los tiempos que corren, funcionar en Red ya no es solo una buena opción para la expansión de nuestra mente; se ha transformado en una necesidad de supervivencia, ya que es la forma de comprender el presente y ser parte del futuro.
La conexión de las mentes integra la complejidad, la multiplicidad y la virtualidad, dejando también lugar para el azar, el encuentro inesperado, las sintonías imprevistas.
Libro: "Pensamiento en Red"
• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/…/…/pensamiento-en-red/id765713786…
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/…/book-hx6RQDb6lEiH1VFh…/page1.html


jueves, 12 de marzo de 2015

SUMERGIRSE EN EL RUIDO DE LA VIDA

Si bien todos sentimos que las interrupciones atentan contra los estados creativos, la inclusión relajada de otras fuentes de inspiración los activa y los enriquece. Cuando estamos demasiado concentrados en un tema, salir a recorrer la ciudad, intercalar un diálogo trivial con otro, observar a la gente y la naturaleza, escuchar música, amplían nuestra Red.
Algunas personas muy imaginativas tienden a aislarse para crear. Esto los aleja de percibir las corrientes de interés que circulan en un determinado momento, y a veces de tener éxito con su obra, que ya no refleja a nadie más que a ellos mismos.
Otros intentan averiguar qué les conviene producir para satisfacer una demanda, pero pierden contacto con la fuente interior de su creatividad y solo pueden imitar lo que ya existe.
Un productor discográfico me cuenta su experiencia con los músicos de rock. Están aquellos muy talentosos que no llegan a ser reconocidos porque son tan egocéntricos que el público no alcanza a comprenderlos.
Otros que solo buscan imitar modas, escuchando todo lo nuevo que se edita, y con esto apenas logran estar actualizados, es decir, un paso atrás de lo novedoso.

Los grandes músicos, en cambio, son aquellos que descubren y a la vez crean una nueva tendencia. No buscan linealmente lo que “funciona” en ese momento en el mercado, sino que navegan las corrientes sociales y culturales en Red, incorporando ideas desde diversas fuentes. No están conectados solo con el ambiente de la música, sino que circulan entre su mente creativa y el mundo. Ellos son la verdadera vanguardia, aquella que es a la vez original y trascendente.
Por eso, cuando un artista trabaja en Red se genera una evolución conjunta de la civilización y del artista. Y solo cuando nos sumergimos en el “ruido de la vida” en estado de apertura, crear y lograr el reconocimiento de los otros serán parte de una misma experiencia.
A veces, bloqueados en busca de nuevas ideas, abrimos un libro al azar, en cualquier página, y encontramos la frase que nos ilumina. Enredados en una situación vital aparentemente sin salida, cambiar el tipo de música que escuchamos puede mostrarnos un camino, ya que, si uno quiere cambiar el guión de su vida, ¿por qué no empezar por la banda sonora?
Cambiar de lugar los muebles y objetos que utilizamos, mudarnos a otro espacio, “viajar” por la ciudad también inician el movimiento de apertura. Aquí se trata de cambiar la escenografía para transformar el guión.
Además, la focalización no solo estrecha la percepción e impide encontrar opciones creativas, sino que nos somete al estrés. Peor aún, nos deja sin recursos ante un desafío inesperado. El exceso de concentración en una tarea puede ser fuente de errores y hasta de accidentes.
Con la envoltura protectora del estado de Red, se genera un microclima que nos nutre y nos protege.
Libro: "Pensamiento en Red"
• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/…/…/pensamiento-en-red/id765713786…
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/…/book-hx6RQDb6lEiH1VFh…/page1.html


lunes, 2 de marzo de 2015

EL FIN DE LAS FRONTERAS, EL IMPERIO DE LA RED

Vivimos en un universo de redes tanto tecnológicas como científicas, sociales y organizacionales.
Redes que atraviesan fronteras geográficas, políticas y culturales: el arte, los descubrimientos científicos o tecnológicos, y cada vez más
Internet y las comunicaciones en general. Pareciera que allí donde había fronteras, hoy se despliega la Red.

El paradigma de fronteras implica no solo la división del mundo en estructuras, clases sociales o países, y su consiguiente riesgo de exclusión y enfrentamientos, sino un modelo mental que fragmenta la realidad como modo de conocimiento, que ignora que es imposible comprender las cosas sin comprender la relación entre ellas. En el nivel del pensamiento, el paradigma de fronteras se llama reduccionismo.
El nuevo paradigma de redes considera la realidad como un sistema abierto de conectividad ilimitada, integra lo diferente, favorece la circulación de ideas, es expansivo e innovador y abierto al cambio y a la transformación. En su aspecto vital, es una trama que modula, diversifica y expande la civilización.
Pero no podemos dejar de considerar que las redes, por su gran velocidad de dispersión, son también el campo propicio para la depredación y la propagación acelerada de la destrucción. En su aspecto mortífero, la Red puede ser desintegración y degradación.
A la vez, también en el conocimiento estamos asistiendo al surgimiento de este nuevo paradigma de las redes, verdadera revolución epistemológica que aparece en los años recientes.
La física cuántica, las matemáticas, la biología molecular, la sociología y la psicología comienzan a establecer nexos y correlaciones entre todo lo vivo, la energía y la materia, el orden y el caos, el azar y el determinismo. El paradigma de las redes alcanza tanto a las llamadas ciencias humanas como a las ciencias “duras”, tales como la física y las matemáticas. Y este nuevo paradigma trae sin duda nuevos desafíos, nuevos riesgos y nuevas oportunidades.
Libro: "Pensamiento en Red"
• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/…/…/pensamiento-en-red/id765713786…
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/…/book-hx6RQDb6lEiH1VFh…/page1.html