lunes, 31 de marzo de 2014

ENREDADOS



Las experiencias excepcionales, cuando van acompañadas de una fuerte carga emocional, tienden a quedar grabadas en la mente, y de allí en más se desarrollarán como clichés. Se instala un estilo que puede compararse con el reflejo condicionado, el cual, ante un estímulo, reacciona siempre de determinada manera.

A veces, los nudos terminan teniendo el efecto de predicciones, algo así como una fatalidad que nos dice que las cosas solo podrán suceder de una manera. De este modo, no solo operan como prejuicios sino también como profecías y hasta condenas.

La fijación es una certeza, casi una maldición inevitable, y no una posibilidad a la que hay que estar atento. Lo dramático es que las nuevas experiencias no modifican los nudos. A lo sumo, el individuo pensará: “Esta es la excepción que confirma la regla”. Pero al día siguiente volverá a sentir la inexorabilidad de la certeza.

Más aún, cada nueva experiencia refuerza y engrosa los mismos nudos en una escalada maligna que termina estrangulando la Red.

Un nudo va a atraer hacia sí todo lo igual o parecido, para irse reforzando cada vez más, y va a desatender los indicadores de lo nuevo. Los nudos en la Red son los que impiden aprender de la experiencia, son el lugar de la profecía autocumplida.

A veces pareciera que estas situaciones no tienen remedio. Sin embargo en el clima de los Seminarios de Pensamiento en Red se genera una reactivación de la Red, que permite cuestionar y desatar los nudos.





martes, 25 de marzo de 2014



jueves, 20 de marzo de 2014



PENSAR EN RED, LA CLAVE DE LA CREATIVIDAD


La activación e instalación de un Pensamiento en Red
ayuda a cada persona y a cada miembro de una organización a
lograr un nuevo modo de procesar las ideas, un cambio en la
estructura del pensamiento, para que la inspiración lo acompañe
 mientras planifica, decide y realiza.


miércoles, 19 de marzo de 2014

LA CREATIVIDAD ES UN ESTADO DE LA MENTE

Todos registramos que existen momentos en los que somos más creativos, o detectamos condiciones especiales en las que se nos ocurren mejores ideas. Sin embargo, pocos sabemos con qué modelo mental estamos operando cuando creamos ni qué está pasando cuando estamos bloqueados, “vacíos de ideas”.

Podemos reconocer la genialidad en la obra de los grandes creativos, pero pocas veces conocemos las herramientas con las que trabajan en su actividad cotidiana.

Sin embargo, hoy se sabe notablemente más acerca de la ingeniería de los procesos mentales y de cómo desarrollar funciones que antes considerábamos talento innato de unos pocos o educación privilegiada de otros.

Hemos atravesado la era de la industria, el capital y la información.
Estamos transitando la era de la creatividad. Y sabemos que una mente creativa no se obtiene como derivado de las materias primas, ni se produce en la tierra, ni se genera por movimientos financieros. Tampoco se logra con la tecnología. Y, al menos hasta el momento, no se puede gestar en probetas.

A su vez, existe un nivel superior de creatividad que tiene lugar cuando ésta se desarrolla en el espacio intermedio entre dos o más personas y encuentra su inspiración en el entorno: la colaboración creativa. Pensar en Red significa acceder a ese nivel de funcionamiento que lleva a las realizaciones exitosas.

Sin embargo, este delicado mecanismo puede ser dañado en condiciones ambientales que generen tensión, confusión y estrés.






Libro: "Pensamiento en Red"

• Apple iBookstore: https://itunes.apple.com/us/book/pensamiento-en-red/id765713786?mt=11
• KoboBooks: http://www.kobobooks.com/ebook/Pensamiento-en-red/book-hx6RQDb6lEiH1VFhifUB8A/page1.html

martes, 18 de marzo de 2014


lunes, 17 de marzo de 2014

Mentes en Red para un mundo en Red

Leyendo hoy el artículo en La Nación de Agustina Lanusse: Charles Fadel: "Hoy más que nunca debemos formar mentes, no sólo llenarlas", me dio ganas de articularlo con algunas de las reflexiones de Edgar Moran en su libro "Los siete saberes para la educación del futuro" y un párrafo de mi libro "Pensamiento en Red".


“La educación del futuro se ve confrontada a este problema
universal, ya que existe una inadecuación cada vez más amplia,
profunda y grave entre, por un lado, nuestros saberes desarticulados,
parcelados y compartimentados y, por el otro, las realidades o
problemas cada vez más polidisciplinarios, transversales,
multidimensionales, transnacionales, globales, planetarios…”.
Edgar Morin
Los siete saberes necesarios para la educación del futuro

Los adultos con los que trabajo en los Seminarios de Pensamiento en Red se preguntan y me preguntan si todos tenemos Pensamiento en Red, y si es así, cuáles fueron las causas de que este se volviera lineal. Algunos se lamentan de no haber tenido acceso mucho antes a esta forma de pensar.

También me preguntan si no sería bueno que en las escuelas se enseñara Pensamiento en Red; o que, por lo menos, no se reprimiera el acceso de los alumnos a su conocimiento y aplicación.

La realidad es que los niños han sido desde siempre intuitivos y creativos y poseen naturalmente una percepción y un Pensamiento en Red, pero además, un niño del siglo XXI es un navegador nato de redes.
¿Qué hace que los niños de hoy sean particularmente expertos en redes? La gran afinidad entre el estilo de los procesos mentales de la infancia y el modo en el que se presenta la realidad actual.

Los sistemas educativos siguen siendo en gran parte lineales, herederos de tiempos de fronteras y estructuras cerradas. Desde este modelo uniformizante, se aspira a brindar iguales oportunidades y también a la estandarización del conocimiento para hacerlo mensurable. La desventaja es que se podan las redes mentales originales de cada uno y también ciertas redes informales que se generan entre los chicos. La educación lineal tenía sentido en un mundo de fronteras, pero este modelo mental ya no es acorde con el mundo actual, global y en Red.

Claro que a partir de aceptar al niño en Red se redimensiona inevitablemente la autoridad de los adultos y el papel del maestro, que pasaría de administrar el saber a gestionar el desconocimiento y la incertidumbre.

Desde este enfoque, la materia prima del aprendizaje ya no serían los conocimientos del maestro sino la mente del niño.

Reconocer el derecho del niño a ser parte y generador de redes es permitirle una vía natural de empatía con los otros, de cuidado del entorno, de preservar y desarrollar valores como la curiosidad, el altruismo y la confianza. No hace falta aclarar que un niño en Red no es un niño salvaje e incivilizado, sino que es esencialmente responsable y ético, por la afinidad y el compromiso que percibe y sostiene con su entorno.

Formar mentes en Red significa respetar y cultivar las redes naturales, generando en los niños un estado de entusiasmo y alegría por sentirse parte de la Red y contenidos por ella.

martes, 11 de marzo de 2014

Ladies Brunch del Mes de la Mujer

¡Hola a todos!

El próximo sábado 15 de marzo participaré como invitada disertante del mes en el Ladies Brunch del Mes de la Mujer. El mismo se realizará en Aldo’s Vinoteca Restorán, de 13 a 16hs.

Les dejo el link al evento: http://ladiesbrunch.com.ar/2014/03/ladies-brunch-del-mes-de-la-mujer/