lunes, 28 de junio de 2010

En Red con Fundación Darsecuenta

El próximo martes 29 de junio a las 9 hs compartiré un nuevo Desayuno-Taller para Darse Cuenta. El lugar, el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, Tucumán 612, piso 3.

Publicación en El Cronista Comercial

"Lo inquietante es la fuerza que conservan los paradigmas lineales en la mente de un creativo, pionero, hombre de redes. Si esto es así para Bill Gates, ¿cómo no entender las feroces resistencias de las estructuras lineales, verticales y jerárquicas, en la escuela, la universidad y las empresas? Esquemas mentales arcaicos y estructuras fosilizadas resisten a las corrientes de cambio que los nuevos escenarios nos reclaman. Y si bien vislumbramos a cada paso que las cosas ya no son como antes, seguimos refugiándonos temerosos debajo de los escritorios, hasta que la realidad nos muestre irrefutablemente que el mundo está interconectado, que se enreda y desenreda, y que la lógica lineal ya no alcanza, que hay que pensar en red para ser protagonistas y no víctimas de los nuevos escenarios."

Para leer el artículo "La última derrota de Bill Gates" de Sonia Abadi publicado por El Cronista Comercial el martes 22 de junio, click aquí.

Ecos de San Justo

Pensamiento en Red estuvo en San Justo, provincia de Santa Fe en unas jornadas organizadas por Graciela Carotti, Zunilda Brussa y otros colaboradores que tuvieron lugar en el Centro Comercial e Industrial de San Justo. Realizamos dos seminarios taller. El primero para niños de 9 a 12 años que demostraron gran afinidad con la idea de pensar en red, mucho entusiasmo en los entrenamientos y juegos. El segundo, con un grupo de más de 40 adultos con los que debatimos acerca de los modelos del pensamiento creativo y la conectividad y compartimos también varias experiencias grupales de entramado de redes mentales y relacionales. Participaron profesionales, docentes, empresarios y funcionarios. El evento fue declarado de interés municipal. Sin duda fue un éxito pero muy especialmente fue un placer compartido.















Pensamiento en Red en acción: El Taller

En el ítem Los seminarios-taller: aprendiendo a pensar en Red, estaremos publicando experiencias, testimonios, entrenamientos que realizamos con diferentes grupos dentro de las empresas, ONGs y universidades.

Conclusiones a partir de un taller dentro de una organización

La actividad construyó una red conceptual y relacional que sirvió de soporte a la aventura de explorar la propia creatividad.
En una primera etapa, los integrantes se descubrieron y mostraron, a veces hasta con sorpresa y júbilo, como potenciales artistas, capaces de imaginar, crear y proyectar en cualquier área, aún alejada de sus tareas específicas.
Cada uno de los participantes se atrevió rápidamente a trascender sus propias fronteras. Entre todos, los miembros del grupo revelaron aptitudes secretas, descubrieron afinidades imprevistas y construyeron alianzas creativas.
El funcionamiento en red les posibilitó reconocer su propia área de influencia, aceptando la de aquellos en su entorno, incorporando los recursos del adentro y del afuera, con toda su riqueza. Cada uno se identificó como parte de una red de recursos que trasciende los propios, los del equipo y hasta los de la propia organización.
Asimismo, y en una evidente afinidad entre la cultura de la empresa y los objetivos de nuestro Modelo de Pensamiento en Red, se revela una fecunda circulación entre el desarrollo profesional y personal de los ejecutivos que se comprometieron con este trabajo.
Las aplicaciones en el trabajo que se identifican para estos conceptos van desde “focalizar oportunidades de mejora en nuestros métodos y productos”, hasta la posibilidad de “modificar los paradigmas y tener la libertad de cuestionar cuando algo se realiza siempre de la misma forma”, la “detección de los enemigos de la creatividad” y el valor de “estimular la creatividad de aquellas personas que quieren y pueden”.
En el escenario laboral esto se refleja en “analizar y consensuar”, “dar espacio a la gente en el equipo para opinar y proponer” y “entender la diferencia entre comunicación e información”. Facilita dejar las jerarquías momentáneamente en suspenso al “relacionarse con los compañeros hacia arriba y hacia abajo”, y también permeabiliza las fronteras entre el adentro y el afuera de la organización, mejorando por ejemplo “la negociación con clientes y proveedores”.
Desde comentarios que destacan la utilidad de lo incorporado para la “identificación, planteo y resolución de problemas”, se evidencia la capacidad de desembarazar a la organización de “prejuicios y ataduras”, de automatismos, de los “falsos problemas o conflictos”. En el día a día, esto se refleja en “buscar soluciones a los problemas en la red, y no en forma lineal”.
“Mantener mi vida más conectada a la red” o “aprovechar estas técnicas para repensar aspectos personales y laborales” son comentarios valiosos. Sólo la transferencia de conocimientos y experiencias entre diferentes áreas tanto laborales como vitales, construye ese perfil profesional con valor agregado, que denominamos sabiduría: “ya he comenzado a desatar nudos y tejer redes”.
“Conectividad hacia adentro y hacia fuera. Experiencia reveladora más allá de lo intelectual.”

Reflexiones de un grupo de taller acerca de una experiencia creativa

La consigna:
a. Inspirarse en nuestro bagaje cultural para realizar una creación original, una “Obra de Arte”
Busque una fuente de inspiración, algo que pueda conectarse con sus propias ideas, con la realidad actual, con emociones y/o valores que le interese mostrar en su obra de arte.
b. Crear y disfrutar
La “Obra de Arte” que Ud. realizará puede ser un cuento, un poema, un dibujo, una escultura o maqueta, una foto o video, una canción, un producto, un juego, etc.
c. Observar y aprender de nuestra propia experiencia
Más allá del resultado nos interesa:
• Que explore su propio funcionamiento mental y emocional durante la imaginación, elaboración y realización de la obra.
• Que preste atención a los bloqueos, las inhibiciones, la censura, el surgimiento del entusiasmo y los momentos de desaliento.
• Que revise también sus sentimientos y sensaciones respecto de lo que imagina que dirá el grupo.
• Que observe qué le pasó a su cuerpo mientras Ud. creaba.

Reflexiones de los participantes al presentar la obra

Al comienzo
- Aparece la idea general a grandes trazos y luego los detalles.
- Se activa alguna fuente de inspiración. Búsqueda de imágenes inspiradoras en diferentes medios: revistas, dibujos, fotos, videos. Utilización de objetos cotidianos o tomados prestados de hijos pequeños.
- Algunos buscan sumergirse en percepciones múltiples: visuales, auditivas, sensoriales.
- Dudas, postergaciones y efecto de certeza al encontrar la idea creativa.

Durante el proceso creativo
- ¿Dónde y cómo comenzar? Surgieron muy diversas formas de inicio para gatillar el proceso creativo.
- Utilización de música para expresar o apoyar ideas.
- Búsqueda de apoyo y colaboración en redes cercanas, vínculos fuertes, pareja, hijos. Búsqueda de una dupla creativa con otra persona.
- Vivencias emocionales y físicas intensas: ansiedad, taquicardia, escalofríos, tortura.
- Alternancia entre momentos de bloqueo, desaliento y euforia.
- Aparición de recuerdos, a veces de más de 20 años de antigüedad.
- Recuperación de destrezas y talentos olvidados. Búsqueda de obras realizadas en el pasado. Perplejidad por haber abandonado una destreza y no recordar cómo ni cuándo sucedió.
- Al comienzo, necesidad de crear espacios claramente delimitados para desarrollar libremente una idea. Con frecuencia la idea termina trascendiendo los límites y la forma o la orientación del espacio prefijado.
- Vivencias intensas de urgencia y molestia por las interrupciones. Compromiso, hiperactividad, quedarse sin dormir hasta concluir la obra.
- Momentos de frustración, resignación y nueva conexión con el proyecto.
- Momentos de culminación en que se vuelve a cuestionar todo lo pensado o realizado. Aceptación de la obra o nuevo comienzo.
- Entusiasmo y fascinación por la obra terminada. Impaciencia y deseo de mostrarla.

Al concluirlo y transmitirlo.
- Pensamientos de reacción o rebeldía ante la exigencia de realizar la actividad: ¿quién me manda a meterme en esto?
- Sensaciones de ignorancia, limitación, timidez, pudor.
- Temor a ser juzgado o a hacer el ridículo ante el grupo. Tentación de no aparecer.
- Expectativa de entregar algo valioso para el grupo. Propuestas de crear integrando lo aprendido en el curso.
- Se vieron ejemplos en los que la reflexión durante el proceso creativo y la creación y comunicación con el público están ensambladas en la obra final.

domingo, 27 de junio de 2010

Testimonios de participantes de diversos seminarios

• “Una experiencia enriquecedora. Considero el curso como el más interesante al que he asistido. Es bueno que se pueda hacer en conjunto con los integrantes de un mismo equipo. Lo recomiendo totalmente para otras personas y equipos, ¡Gracias!”

• “Aprendí a escuchar mejor y conectarme con mi equipo. Adquirí confianza y capacidad de innovación”

• “Aprendí a detectar oportunidades”

• “Me dio muchas herramientas que me ayudarán a ser un mejor profesional pero sobre todo una mejor persona y creadora de redes”

• “Sé que podré aplicar las enseñanzas del taller no sólo en el plano laboral sino también en el plano familiar”

• “Me sirvió para la identificación, planteo y solución de problemas”

• “Tres enseñanzas: Pensar de manera más ágil y abarcativa; aprender a comunicar; desanudar conflictos”

• “Excelente nivel de comunicación, de lo mejor que he visto”

• “… mejora en relaciones interpersonales laborales y extralaborales”

• “La creatividad es un recurso renovable, fluye como la energía”

• “…Desarrollo y ejercicio de la creatividad”

• “Me permitió liberar temores”

• “Me permitió filtrar conflictos verdaderos, identificar claramente las malas ondas y valorar capacidades de mis compañeros”

• “…ver con otros ojos, escuchar, aprender, aceptar las diferencias de los demás”

• “ Ahora evito tener la mente ocupada con pensamientos recurrentes, la mayoría de las veces intrascendentes”

• “ Aprendí la diferencia entre actuar por incentivo y actuar inspirado por el Pensamiento en Red®”

• “Aprendí a desactivar a los enloquecedores internos y externos que atentan contra la creatividad”

• “Todas las personas necesitamos tener tiempo y espacio para crear y ejercitar el Pensamiento en Red®. No debemos caer en seres operativos que sólo actuamos ante estímulos”

• “…el valor de la improvisación, el cruce de conocimientos entre áreas, la conveniencia de no acumular conocimiento sino procesarlos”

• “…la gravedad de las adicciones, su existencia generalizada y en particular el concepto de adicción a estímulos y a la adrenalina”

• “…no ver los paradigmas como algo inamovible sin alternativa de modificarlos. Cuando algo se realiza de una forma determinada tener la libertad de poder cuestionarlo.”

• “Entender la diferencia entre comunicación e información”

• “Negociación con clientes y proveedores”

• “En el enfrentamiento a problemas, la búsqueda de soluciones en forma no lineal”

• “Voy a intentar minimizar mi sistema de perjuicios/certezas para poder dar oportunidad de desarrollo a nuevas propuestas”

• “Me doy cuenta de cómo el medio en que uno se movió desde la infancia, frustró toda iniciativa creativa. Esto me hizo reaccionar y poder sacar de adentro todo el potencial creativo. Trato y veo avances importantes día a día”

• “El seminario aporta técnicas para cambiar estructuras del pensamiento”

• “Me siento con herramientas para mantener mi vida personal más conectada a la red”

• “¡El seminario me resultó Revelador y altamente Motivador! No sólo para trabajar sino para ver el mundo más amigable.”

• “Hemos dado el puntapié inicial en esta nueva disciplina. No existe un limite, esto debe continuar”

• “Me sirvió mucho este seminario. Todos los otros de creatividad son sobre formulas “mágicas” y pienso que no sirven para nada”

• “Creo que el aprendizaje se aplica laboralmente y familiarmente, por ende si mi vida está sana en mi casa mi rendimiento en mi trabajo es superior”

• “Me parecería muy bueno que lo extiendan a más personas de la Empresa”

• “Desde que empezamos el taller, siento que me re-inventé, siento que las ganas de vivir están potenciadas gracias a que tengo que hacer y crear muchas cosas. El enfoque de mi vida cambió por la oportunidad de participar en el taller. Gracias por darme armas nuevas para atravesar esta parte de la historia del mundo de hoy”

• “Ya he comenzado a desatar nudos y a tejer redes”

• “Excelente, me encantó, volvería hacerlo. Un lujo”

Reflexiones de un líder sobre un taller desarrollado en varios niveles dentro de una misma organización

Salí de nuestra primera reunión con una mezcla de entusiasmo y escepticismo. La propuesta de Sonia era… rara, parecía interesante pero casi requería un acto de fe. Pensamiento en red, inspiración, endorfinas, atención flotante… Mi cerebro de ingeniero racional no alcanzaba a procesar tantas ideas extrañas pero el resto de mí se entusiasmaba más y más con la idea. ¿Qué resto de mí? Practicando algunas de las tareas para el hogar que Sonia nos dio en el primer curso que organizamos juntos, llegué a la conclusión de que los entusiasmados eran algunos de los tantos personajes que conviven en mí: el niño explorador, el artista asustado, Don Fulgencio…
El Pensamiento en Red llegó a la empresa e iluminó las caras, el alma, la vida de nueve personas. Tanto lo iluminó que al año siguiente media compañía pedía participar de esos cursos extraños que hicieron que ingeniero más ingeniero de la compañía terminara escribiendo poemas o que gente que antes casi no opinaba presentara propuestas innovadoras para áreas que no eran de su incumbencia.
En tres años de cursos y reuniones para conversar sobre el Pensamiento en Red más de 50 personas se reencontraron con partes olvidadas o abandonadas de su ser. Aprendieron a escuchar a su mente pero también a su corazón, a su cuerpo e incluso a personas que antes no existían y ahora, gracias al andar por la vida en atención flotante, no sólo hemos podido ver sino que sus ideas o comentarios nos disparan ideas increíbles. Descubrimos que era mejor caminar por el mundo atentos a todo y a nada al mismo tiempo, confiando en nosotros, en nuestros conocimientos básicos y en nuestra intuición más que en esa mochila llena de soluciones con la que cada día salíamos de casa pensando que la mejor forma de enfrentar el mundo es sabiéndolo todo… Entendimos que la adrenalina es una buena pero desgastante fuente de
energía mientras que las endorfinas que surgen de nuestra sintonía con el mundo son inagotables e incluso nos hacen ser mejores ofertas para los demás.
El Pensamiento en Red trajo a la compañía dos grandes resultados:
• Mayor desarrollo personal y profesional de las personas: Cambios de actitud, ruptura de paradigmas, crecimiento profesional. Mayor libertad para opinar, tomar decisiones difíciles y proponer ideas "no convencionales". En general se percibe a la gente con menos ataduras, más predispuesta al cambio o al análisis de nuevas ideas.
• Formación de equipos: Durante los seminarios las personas intercambian experiencias y sentimientos sobre su vida particular (fuera de lo laboral) lo cual lleva a la mejor comprensión de los demás, a la generación de un sentimiento "de confianza" entre quienes participan del mismo seminario. Se han evidenciado mejoras importantes en el trabajo conjunto y en la interrelación de los participantes de un mismo seminario.

Las ideas y enseñanzas de Sonia con el Pensamiento en Red nos han ayudado a valorar a la persona integrada, que vive en un sano equilibrio entre sus múltiples actividades aprovechando las experiencias y aprendizajes de una para aplicarlos a soluciones o inventos en otra. Nos hemos convertido en contrabandistas de ideas, observadores diferentes.
Como jefes aprendimos a no ser enloquecedores y exigir creatividad sin dar tiempo, sin inspirar o sin tolerar propuestas insólitas. Aprendimos a valorar a las personas raras, a quienes tienen cosas diferentes para contarnos. Y nos enamoramos del concepto de líder interesante, inspirador, que vive su vida plenamente comprometido con su trabajo pero también con su persona, con su cuerpo, con sus emociones, con su familia.

miércoles, 2 de junio de 2010

Más agua para nuestro molino VII

Investigaciones que respaldan, coinciden o convergen con el Modelo de Pensamiento en Red.

El domingo 30 de mayo, Márcio Resende publicó el artículo IBM va por las redes sociales corporativas en el suplemento IEco del Diario Clarín.
"(...)IBM busca hacer punta en las redes sociales corporativas a través de Vulcan. Lo hizo al anticipar que en 2011 lanzará esta plataforma diseñada para que, dentro de cada empresa usuaria de IBM, los empleados puedan compartir información y optimizar el trabajo. (...) Vulcan es una de las herramientas con las que IBM busca rearmarse. 'Es el máximo del ambiente colaborativo. Para IBM, red social corporativa equivale a que las personas intercambien información como si estuvieran tomando un café, aunque, en verdad, estén del otro lado del planeta', ilustró Sérgio Paschenda, principal ejecutivo para Latinoamérica de Lotus, la familia de software colaborativo de IBM."

Comentario de Sonia Abadi
Ninguna organización puede ser innovadora en sus proyectos y productos si no lo es en su estructura y sus procesos. IBM logró darse cuenta de lo que las redes vivas le pueden aportar a la empresa para fortalecer y sinergizar su gestión: promover un ambiente más colaborativo para expandir las redes preexistentes y, a la vez, crear nuevas redes. Transferir la vitalidad de la red natural al modelo grupal y organizacional evita que se fosilice la potencialidad de cambio y transformación característica de las redes vivas.
Al igual que IBM, nos interesa compartir la información para hacer crecer los proyectos, enseñar para tener aliados más preparados, colaborar en los planes de los otros para que acompañen en calidad a los nuestros. Nos importa ser más empáticos, porque sabemos que conocer mejor al otro ayuda a tejer la Red. Y sólo si conocemos el comportamiento de las redes vivas, y las leyes que las rigen, podremos navegar las redes de las que formamos parte, y crear nuevas redes acordes a nuestras necesidades. Por eso es importante comprender que tenemos que entrenar mentes en red para ser capaces de generar proyectos en red, redes vitales, eficaces y expansivas.